Nueve años de cárcel para “Txeroki” por ordenar la comisión de un atentado en Marina d´Or.

12/02/2015 ( EUROPA PRESS)

La Audiencia Nacional ha condenado a nueve años de cárcel al exjefe militar de ETA Garikoitz Aspiazu Rubina, alias 'Txeroki', por ordenar durante la tregua de 2006 un atentado que la banda pretendía cometer en la urbanización Marina d'Or, situada en Oropesa del Mar (Castellón), y que finalizó con la explosión de una autocaravana en un olivar de la localidad de Las Cuevas de Vinromá.

El tribunal, que atribuye a 'Txeroki' un delito de tenencia de explosivos en concurso con otro de daños, considera probado que el exjefe militar de la banda ordenó en los primeros meses de 2007 al 'comando Elurra', el mismo que atentó contra la T-4 del aeropuerto de Barajas, la colocación de un coche-bomba en la localidad castellonense.

"Al ser Garikoitz Aspiazu Rubina la persona que impartía las instrucciones al 'comando Elurra', y habiendo intervenido en el secuestro de los propietarios de la autocaravana y el posterior traslado y transmisión del vehículo, se puede concluir que también fue la persona que les hizo llegar la autocaravana con los explosivos, con las instrucciones para su colocación", concluyen los magistrados de la Sección Primera de la Sala de lo Penal Manuela Fernández Prado, Javier Martínez Lázaro y Nicolás Poveda.

En el banquillo de los acusados se sentó junto a 'Txeroki' su enlace con los 'comandos' en España, Joseba Aranibar Almandoz, aunque el tribunal le absuelve argumentando que en el momento de los hechos se encontraba preso en Francia, cumpliendo una condena de nueve años de cárcel como miembro del aparato militar de la organización terrorista.

La sentencia reconoce como hechos probados que los integrantes del 'comando Elurra', Mattin Sarasola e Igor Portu -- condenados a ocho años de cárcel por estos hechos--, se desplazaron a Castellón, estudiaron los recorridos que podían utilizar a través de carreteras secundarias y decidieron que el vehículo se podría dejar en el complejo vacacional Marina d'Or.

El día 24 de agosto los etarras abordaron a unos ciudadanos españoles en la localidad francesa de Messanges y les robaron la autocaravana en la que se desplazaban. Tras dejarlos atados en el monte, el 'comando' cargó al día siguiente el vehículo de explosivos en La Venta del Baztán (Navarra) y lo trasladó hasta Las Cuevas de Vinromá.

La sentencia recoge que un vecino de la localidad, "extrañado por la presencia de de un vehículo desconocido en ese lugar, dio aviso a la Guardia Civil", lo que provocó que los etarras decidieran abandonar el vehículo en un paraje y dejarlo preparado para que estallara. La explosión se produjo el 26 de agosto y provocó un cráter de 3,50 metros de ancho por tres de largo así como daños en varios olivos cercanos y en una torre de alta tensión.

MANUAL DE TORTURAS FALSAS

La sentencia cuenta con el voto particular del magistrado Nicolás Poveda, quien comparte el fallo con la mayoría aunque sostiene que en los antecedentes de hecho debería haberse incorporado que a 'Txeroki' se le incautó en el momento de su detención en Francia un documento en el que se reconocía la "falsedad de las torturas" que los miembros del 'comando Elurra' denunciaron haber sufrido tras su detención.

Durante la vista oral, que se celebró el pasado 22 de enero, 'Txeroki' se negó a responder a las preguntas del fiscal, que solicitó un total de 17 años de cárcel para el jefe etarra. "No les doy autoridad para juzgar a los vascos y no voy a responder a ninguna pregunta", aseguró en euskera. 

12/02/2015 ( EUROPA PRESS)